“¡Alzaos españoles, a las armas!”

“¡Alzaos españoles, a las armas!”

La Guerra de Independencia Española 1

 

“Señores justicias de los pueblos a quienes se presentare este oficio, de mi el alcalde ordinario de la villa de Mostoles.

Es notorio que los franceses apostados en las cercanías de Madrid, y dentro de la Corte, han tomado la ofensa sobre este pueblo capital y las tropas españolas; por manera que en Madrid está corriendo a estas horas mucha sangre. Somos españoles y es necesario que muramos por el rey y por la patria, armándonos contra unos perfidos que, so color de amistad y alianza, nos quieren imponer un pesado yugo, después de haberse apoderado de la augusta persona del rey. Procedan vuestras mercedes, pues, a tomar las más activas providencias para escarmentar tal perfidia, acudiendo al socorro de Madrid y demás pueblos, y alistandonos, pues no hay fuerza que prevalezca contra quien es leal y valiente, como los españoles lo son.

Dios guarde a vuestras mercedes muchos años.

Mostoles, dos de mayo de mil ochocientos y ocho.

Andrés Torrejón y Simón Hernández”

 

 

Con motivo del 2 de mayo, me gustaría recordar lo acontecido desde 1808 hasta 1814. Cuando el gran maestro Napoleón Bonaparte tuvo la osadía de enfrentarse al pueblo español. Pronto descubrió que España sólo puede destruirse a sí misma y no permitirá que un invasor acabe con su libertad.

 

 

 

“Inicio”

 

La estrategia del maestro Bonaparte fue muy simple y efectiva, aprovechando la crisis en la corona española, apostó sus tropas en ciudades castellanas y a su vez se “ofreció” a mediar en el dilema por el trono español y se ofrece a poseer la corona, este hecho es llamado “Las abdicaciones de Bayona”.

En abril de 1808 se produjeron las abdicaciones, con las que el gran Bonaparte consiguió el derecho al trono hispánico y cedió más tarde el trono a su hermano José.

 

 

“Guerra”

El 2 de mayo el pueblo de Madrid se hartó de la inexistencia de la corona y el hecho de la presencia en las calles del ejército francés y se alzó contra el invasor.

Los alcaldes de Móstoles, Andrés Torrejón y Simón Hernández dieron la alerta en Madrid y poco a poco el mensaje llegó a Extremadura, Andalucía, Aragón…

 

El enfrentamiento no era posible evitar, más Napoleón firmó ya su final.

 

Continuará…

 

Jesús I.G.