El PIB cae un 0,5% en el primer trimestre por la tercera ola de la covid

El PIB cae un 0,5% en el primer trimestre por la tercera ola de la covid

La economía española se contrajo un 0,5% en el primer trimestre del año entrando de nuevo en terreno negativo tras estancarse en el 0% al cierre del 2020.

El empeoramiento de esta macromagnitud se debe, principalmente, a las restricciones decretadas para contener la tercera ola de la covid y a la tormenta Filomena en el centro peninsular.

Del análisis detallado de los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) se desprende que el descenso del consumo y de la inversión, que retrocedieron un 0,6% y un 2,2%, respectivamente, contribuyó en gran medida al deterioro económico.

También se contrajo el sector exterior al caer las exportaciones un 0,1% y las importaciones un 1,3%.

En todo caso, los datos del primer trimestre del 2021 se alejan del avance del PIB del tercer trimestre del año anterior, cuando la economía creció un 17,1% coincidiendo con el fin del primer estado de alarma y de buena parte de las restricciones decretadas para frenar la primera ola de la covid.

En tasa interanual, el PIB descendió en el primer trimestre del año  un 4,3%, lo que contrasta con la caída del 8,9% registrada en el periodo anterior. Se  trata de la menor contracción interanual de la economía española desde que comenzó la pandemia, aunque se acumulan ya cinco trimestres consecutivos de tasas interanuales negativas.

En concreto, la demanda nacional -consumo e inversión- restó 0,9 puntos al PIB, en contraste con la demanda exterior -exportaciones e importaciones-, que aportó 0,4 puntos al crecimiento de la economía española.

Por sectores, el único que tuvo un ligero crecimiento fue el de servicios (0,2%), mientras que la construcción cayó un 4,2%, la industria un 2,1% y la agricultura un 2%.

El empleo de la economía, medido en horas trabajadas, se redujo un 2% respecto al trimestre anterior, mientras que los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo aumentaron un 1,4%, por el efecto de la caída de las jornadas a tiempo completo.

La caída del PIB español va en consonancia con la evolución de la economía en la zona euro durante el primer trimestre, que entró en recesión al registrar un descenso del PIB del 0,6%. El deterioro económico de España ha sido menor que el de otras grandes economías, como es el caso de Alemania, cuyo producto interior bruto descendió un 1,7% entre enero y marzo.