La vacuna española más avanzada, a punto de un paso clave

 

La vacuna española más avanzada, a punto de un paso clave

La vacuna española contra la Covid-19 está cada vez más cerca. Y es que el proyecto de Mariano Esteban y Juan García Arriaza, del grupo español CSIC – Biofabri (la empresa gallega de investigación que lleva desde 2008 trabajando con éxito en diferentes vacunas), tiene en el punto de mira conseguir la vacuna española.

La vacuna de Enjuanes – Arriaza utiliza como vehículo un virus inactivado de la familia de la viruela para introducir la proteína Spike del SARS-CoV-2, que es la que permite que el virus entre en las células. Así, se logra inmunizar a las personas para que generen anticuerpos contra esa proteína.

100 % de eficacia en pruebas

 

Este prototipo ha mostrado una eficacia del 100% en ratones y entra ya en fases clínicas próximamente. Lo relevante de esta investigación es que la vacuna produce altos niveles de anticuerpos IgG específicos frente a la proteína S del coronavirus y a su dominio de unión con la proteína ACE2 que sirve de receptor de las células humanas.

Además, las muestras serológicas de los ratones vacunados neutralizaron de forma muy potente al SARS-CoV-2 en cultivos celulares. Muy positivo también es que el estudio ha demostrado que la administración de una o dos dosis de este candidato vacunal protege al 100% de los ratones humanizados de la enfermedad y letalidad causada por el SARS-CoV-2. Con dos dosis de la vacuna se produce una inhibición completa de la replicación del virus en los pulmones.

Ahora el siguiente paso es la aprobación por parte de la Agencia Española del Medicamento para comenzar los ensayos en voluntarios en hospitales españoles. Una autorización que esperan llegue para finales de este mes y se empiece a probar en voluntarios lo antes posible.

Las cuatro fases de un proyecto de vacuna

Fase I: se comprueba si el fármaco es seguro.

Fase II: si el fármaco funciona, se realiza una búsqueda de la dosis más adecuada y del intervalo entre dosis para que funcionen y sean seguras.

Fase III: se comprueban los aspectos de seguridad y eficacia del fármaco de múltiples maneras.

Fase IV: estudios de seguimiento. En este momento se examinan los efectos a largo plazo una vez el medicamento se ha comercializado.

EFE