El saqueo de Roma 1527

“Vuestro destino es el cielo”

Durante todo el siglo XVI Europa era el particular rincón de juegos de varias potencias,

principalmente de España y Francia. Ya para 1525, tras la derrota francesa en la batalla de Pavía, España poseía una innegable hegemonía en el continente. Lo que para el actual rey Carlos I era una bendición, también suponía una maldición ya que todos querían arrebatarle dicho poder.

En 1526 Francia, Inglaterra, la República de Venecia, el Ducado de Milán, la República de Florencia y todos ellos con el apoyo del papa Clemente VII, crean la “Liga de Cognac” a escondidas de Carlos I.

Cuando se enteró, entró en cólera. Y una guerra se hizo inevitable.

Para 1527 pese a estar en inferioridad, las tropas imperiales entraron y conquistaron el norte de Italia. Aunque el mayor de los problemas llegó tras estas victorias, no había dinero suficiente para las tropas.

Carlos vió este problema como una solución, 25.000 soldados aproximadamente eran los que no iban a ver sueldo alguno. El ejército de las Españas marchó hacia los estados pontificios, cada vez más descontentos. Para sostener la moral de los soldados y evitar motines o deserciones, se ordenó saquear campos y pueblos que estuvieran de camino a Roma.

El 5 de mayo de 1527 el ejército imperial estaba a las puertas de Roma, defendida tan sólo por 8.000 soldados inexpertos y 189 mercenarios suizos.

El 6 de mayo comenzó la batalla. Durante la batalla el comandante español murió, lo que hizo que los soldados y mercenarios imperiales enfurecieran ya que ahora, nadie iba a pagarles.

Cuando se sobrepasaron las defensas de Roma se produjo un saqueo masivo por parte de las tropas reales, arrasando y llegando, sin oposición, hasta la catedral de San Pedro donde les esperaban los 189 defensores suizos. Estos aun estando en inferioridad, cumplieron con su deber y consiguieron el tiempo suficiente para que el papa pudiese escapar de allí junto con 42 supervivientes suizos.

Semanas después del inicio de esta contienda los saqueos cesaron y Roma pudo volver a la calma. El papa tuvo que ceder territorios a la corona española y jamás volvió a oponerse a las ideas de Carlos I.

Bibliografía:

La Vanguardia: El Saco de Roma. https://www.lavanguardia.com/historiayvida/edad-moderna/20191011/47870114943/saco-roma-carlos-v-clemente-vii.html

Youtube, Sabaton – The Last Stand (Explicación histórica) | El origen de la Guardia Suiza. https://www.youtube.com/watch?v=HrQ77A7BxeY. Miguel de Lys.

Jesús I.G.