Benjamin Garnier : La nueva promesa del cine francés

Estefanía Muñiz Villa 

BENJAMIN GARNIER

“El éxito es ser feliz y estar bien rodeado”

Benjamin Garnier a quien algunos habrán visto en películas como “French women” (Audrey Dana) o en “Les femmes de lómbre” (Jean-Paul Salomé) es uno de los protagonistas de la comedia “Vacaciones a toda costa” dirigida por Stevan Lee Mraovitch, en la que comparte cartel con Donia Eden y Omar Diaw y que se ha alzado con el Premio a Mejor Historia en el Marbella Internacional Film Festival.

Cercano, de mirada clara y con un sentido del humor muy fino, Garnier nos ha concedido una entrevista que ha discurrido entre risas y café. Es guionista además de actor y se nota, aunque si se le pregunta por sus preferencias se inclina hacia la interpretación.

En el filme de Mraovitch, Garnier encarna a Jean Luc,el dueño de un hotel que en menos de quince años ha perdido sesenta kilos por lo que se encuentra en plena euforia vital y en una carrera imparable (y desternillante) por conseguir todo lo que se perdió en su obesa juventud.

El matrimonio de Omar Diaw y Donia Eden, antiguos amigos de Jean Luc y que atraviesan una crisis económica de la que sólo el marido es consciente, terminan un verano de prestado en el hotel de Jean Luc, sufriendo las consecuencias de su falta de liquidez.

Una comedia divertidísima y recomendable que no aborda complejidades en plano corto, aunque perfila personajes y situacioens que tienen material dramático de sobra.

Benjamin Garnier, borda su personaje y provoca auténticos ataques de risa con una interpretación certera y contenida, perfilándose como una de las grandes promesas del cine francés.

 

Además de actor, eres escritor.

Sí, trabajo como guionista y analista de guiones.

¿Cuál de las dos actividades prefieres?

Realmente las dos me gustan y tienen que ver con contar historias. Quizá prefiero actuar porque estás en la acción.

¿Te consideras un actor más intuitivo o mental?

Las dos cosas en mi caso. Cuando leo un guion trato de bucear en la psicología del personaje, sin embargo, posteriormente el aspecto físico es muy importante. He practicado artes marciales toda mi vida. Preparo el personaje todo lo que puedo antes de llegar al set y una vez allí es una cuestión de estar disponible, sin expectativas, lo más libre que sea posible. Me preparo y luego dejo que todas las posibilidades estén abiertas.

¿Podrías contarnos algo sobre cómo trabajaste específicamente el personaje de Jean Luc en “Vacaciones a toda costa”?

Traté de conectar con el hecho de que este tipo pesaba sesenta kilos más en el pasado y me puse en su piel. El personaje había sido gordo, poco agraciado y con poco contacto físico con los demás.

Quince años después cuando se libra de esos sesenta kilos, es alguien completamente diferente, nervioso, siempre en movimiento, trata de ser visto y posa todo el tiempo.

Cuando encontré esa conexión entre la parte física y la psicológica se hizo más fácil. El vestuario y las localizaciones también ayudan a entrar en situación.

Lograste un buen balance entre el lado amargo y el divertido del personaje.

Lo cierto es que esta película no es sólo una comedia sino una comedia romántica y es siempre un reto encontrar ese equilibrio. Durante el rodaje tanto Stevan (Lee Mraovitch) como yo estuvimos de acuerdo en que no debíamos presentar a Jean Luc como un cliché, algo en lo que podía caer. Decidimos darle capas al personaje ya que está verdaderamente enamorado y no es sólo un auténtico cabrón con un gran ego. Él siente algo auténtico y cree que el fin justifica los medios.

Es por eso que durante la película cambias de registro

Si, porque una de las cosas más importantes para nosotros era sorprender a los espectadores revelando la vulnerabilidad del personaje, sus sentimientos verdaderos.

¿Qué tipo de personajes te gustan?

Como actor me parece muy interesantes los personajes que están más locos. Cuanto más locos mejor. Y, sin embargo, aunque pueda parecer contradictorio, a la hora de actuar, menos, es más.

¿Rechazarías algún proyecto de antemano?

Lo haría si está mal escrito porque no juzgo a mis personajes. Creo que, si logras encontrar un ángulo adecuado, una conexión, todo es posible.

¿Tienes algún actor de referencia?

Sí, muchos. Dustin Hoffman, Gary Oldman, Woody Harrelson, Christian Bale…muchos.

¿Te ha dicho alguien que te pareces a Gael García Bernal?

¡Sí! No he tenido la oportunidad de librarme de él (risas) ¡Gael, voy a por ti!

¿Qué es para ti la belleza? ¿Y el éxito?

La belleza para mí es el amor y la bondad expresados como una luz interior de cualquiera de las maneras posibles.

El éxito es ser feliz y estar bien rodeado. No suelo prestar mucha atención al éxito en lo que respecta al trabajo, pero entiendo que lo bueno del éxito que consigues mejores proyectos

¿Qué nos puedes contar de Nightmaps?

Es una serie que he coescrito. El rodaje terminó la semana pasada.

Hemos ganado un par de premios. Se grabó al sur de Francia y es sobre chamanismo, la espiritualidad y la cultura underground.

¿Por qué el chamanismo?

Creo que está muy conectado con la espiritualidad en general. Es fascinante ver cómo la gente siente esa conexión con la naturaleza con la vida y la muerte. De hecho, lo que me interesa es que en lugares muy distantes del mundo esto es así. El chamanismo es habitual.

“Vacaciones a toda costa” es una comedia muy divertida, en algunos momentos políticamente incorrecta. ¿Crees que el humor está hoy día en peligro de extinción?

Creo que lo que está cada vez más difícil es la propia libertad de expresión ya que si te expresas libremente, al final terminas ofendiendo a alguien.

¿Te gustaría trabajar en España?

Absolutamente. Y hablo un poquito de español. Paso muchas vacaciones en la Costa Brava, es un lugar muy bonito y bien preservado.

¿Tienes algún proyecto en el horizonte?

Lo más relevante, y lo que más me apetece, es preparar otro proyecto con Stevan Lee Mraovitch