OXFORD VS CAMBRIDGE. THE BOAT RACE

OXFORD VS CAMBRIDGE. THE BOAT RACE

Barça-Madrid, Goku-Vegetta, Nesquik-Colacao, EEUU-URSS… A lo largo de la historia hemos tenido o tenemos grandes rivalidades, pero una de las más históricas es la rivalidad entre las universidades de Cambridge y Oxford en la disciplina de regata. Hoy vengo a contaros un poco los orígenes de dicha rivalidad deportiva (e intelectual) entre dos de las instituciones universitarias más prestigiosas del mundo.

 

Pique entre amigos

Estamos en el año 1829 y tenemos a Charles Wordsworth y a Charles Merivale. Los dos eran amigos (y rivales) desde que eran niños. Esta rivalidad se trasladó a una rivalidad institucional por el honor entre las dos universidades cuando Wordsworth se fue a estudiar a Oxford y Merivale se fue a Cambridge. Esta rivalidad solo acrecentó una rivalidad latente entre ambas universidades porque, “se comenta por el barrio” que Cambridge fue fundada por rebotados de Oxford.

Entonces, el 10 de junio de 1829, Oxford y Cambridge celebraron la primera Boat Race entre ellas por el río Támesis, a su paso por la ciudad de Londres. Esta edición la ganó Oxford. Esta competición, sin embargo, no se establecería de manera anual hasta 1856. En la actualidad, el marcador va 85 a 80, a favor de Cambridge, que ha ganado la edición de este año.

La regata durante la II GM

Con la II Guerra Mundial iniciada en el Viejo continente, los británicos siempre intentaron mantener una situación de “normalidad” y eso incluye la regata entre Cambridge y Oxford. Entre 1940 y 1945, esta competición se celebró en 4 ocasiones. Las carreras no se cuentan como carreras oficiales, ya que su ubicación no fue la de siempre y por falta de atletas. Las carreras de 1941 y 1942 no se celebraron por seguridad. Durante este periodo, cada universidad se llevó el gato al agua en dos ocasiones.

Curiosidades de las regatas Oxford-Cambridge

A lo largo de sus casi 200 años de historia, esta regata ha tenido momentos curiosos, aparte de la que acabo de comentar.

Por ejemplo, a pesar de ser una competición masculina en sus inicios, las dos universidades han contado con mujeres en sus botes. Esto sucedió en 1981 cuando Sue Brown, de la universidad de Oxford, se convirtió en la primera mujer en participar en el equipo masculino de remo. Brown fue la referente para que las mujeres entraran en esta carrera desempeñando el importante papel de timonero de la embarcación. La universidad de Cambridge no haría lo mismo hasta 1985.

Otra curiosidad de esta competición es que se han celebrado 166 carreras, aunque el marcador sume 165. Y es que hubo un año en el que Cambridge y Oxford empataron. El primer y único empate en la historia de esta competición.

Esto sucedió en la edición de 1877. La carrera fue muy disputada hasta el último momento y cuando llegaron a la línea de meta, según dicen, el juez dictaminó “empate para Oxford por seis pies”. ¿Cómo fue posible este empate? La respuesta no te sorprenderá: el árbitro era un hombre tuerto y bebedor de 70 años. La leyenda cuenta que este sujeto estaba durmiendo la mona debajo de un árbol durante la regata y cuando esta acabó, el hombre declaró su frase.

 

Esta regata, en la actualidad, es uno de los eventos más conocidos y seguidos de Gran Bretaña y del mundo. Y pensar que esto empezó por una rivalidad entre colegas…

 

Carlos Llanas

@carlosllanas_ @rincondhistoria