El Mayflower desembarca en Barcelona

El Mayflower desembarca en Barcelona

Un 11 de noviembre de 1620 llegó a las costas de Massachusetts, el navío Mayflower, los pasajeros que iban a bordo, en su mayoría presbiterianos y conocidos como puritanos, forjarían en buena medida a esa nación llamada Estados Unidos de América.

Estereotipos aparte, la importancia de los presbiterianos es capital para entender la democracia estadounidense. Sin entrar en profundidades teológicas, sí que, recomiendo al lector, la lectura, aunque sea por mero conocimiento de un texto que marcó la historia de entender el cristianismo, de algunos de los formularios clásicos en los que se basa el presbiterianismo como el Catecismo de fe de Westminster donde se recoge gran parte de su teología y, dicho sea de paso, la de buena parte de confesiones surgidas de la Reforma del siglo XVI.

El hecho de que, en pleno barrio de Gracia, en Barcelona, en la muy secularizada España, se abra una iglesia presbiteriana, es algo a destacar, ya que el mundo religioso cristiano en España, se divide fundamentalmente entre católico romanos y denominaciones evangélicas.

La apertura pues, de una iglesia de este tipo, hace que podamos calificar el hecho como extra ordinario, en un sentido literal, fuera de lo ordinario.

La Església Vila Lliure, como figura en el registro de entidades religiosas, a cargo del pastor Brent Meyers, nace con la vocación de hacer visible el amor y la bondad de Cristo por medio de una comunidad nacida y sostenida por el evangelio.

En declaraciones a un servidor, el Brent afirmó que su iglesia: “Quiere formar parte del tejido social del barrio, valorar y retar la cultura y sobre todo hacer entendible el evangelio en este contexto”

Quizá el lugar sorprende, ¿pero no fue el mismo San Pablo al areópago?

En no mucho tiempo, se inaugurará y se encenderá una nueva farola de fe en medio del barrio de Gracia.

 

Borja Ruiz